Maderas

Casetas de madera

 

Casetas de madera

Cuando hablamos de casetas de madera tenemos que distinguir entre aquellas de una superficie pequeña destinadas normalmente a guardar herramientas y mobiliario de jardín y casas de madera donde realmente se puede vivir. En este caso nos referimos a pequeñas casetas de madera para colocar en jardines, terrazas, áticos o bajos.

Actualmente existen en el mercado bastantes opciones a la hora de comprar una caseta de madera: hay empresas que venden únicamente la madera, otras que suministran todas las piezas desmontadas con un plano de montaje y otras que directamente montan la casa de madera en tu jardín o terraza.
Sin embargo, es realmente gratificante fabricar tu propia caseta de madera. Los materiales son sencillos de encontrar, las herramientas para trabajar la madera no son caras y existen en internet bastantes planos sobre cómo realizar una caseta de madera de la forma más sencilla.

Si se va a colocar una caseta de madera en un ático, es importante estudiar en detalle tanto las escrituras como los estatutos de la comunidad, así como conocer si algún vecino ha realizado ya una instalación similar y conocer materiales utilizados, retranqueo, etc. En cuanto al aislamiento es importante conocer el uso que se va a dar a la caseta de madera, ya que en verano, si no se aísla correctamente, puede superar fácilmente los  40 grados.

Madera certificada

 

Madera sostenible

Dado que la madera es un bien renovable, en los últimos años ha cobrado importancia la racionalización de su uso para frenar el ritmo de destrucción de los bosques.
La madera sostenible o certificada es el objetivo con el que se han creado diversas certificaciones que garantizan las buenas prácticas en la gestión de los bosques, contribuyendo así a un mundo más sostenible y con beneficios tanto para la población local e indígena como para las grandes empresas madereras.

Es importante que como consumidores responsables exijamos dicha certificación, contribuyendo a que los bosques sean gestionados desde un punto de vista económico, social y medioambiental.

Entre los sistemas de certificados más extendidos destaca el de la FSC (Consejo de Gestión Ambiental), que cuenta con el aval de organizaciones ecologistas y sociales como Greenpeace, Fondo Mundial para la Naturaleza o Amigos de la Tierra.

Preservar la madera

 

Conservación de la madera

Una de las principales preocupaciones a la hora de utilizar la madera en construcción es conseguir reducir o evitar su deterioro: la conservación de la madera.  Uno de los mejores modos de conseguir una gran durabilidad de la madera es utilizar maderas que por su naturaleza ya aportan gran durabilidad para retrasar el proceso de degradación de la madera. Sin embargo, por moy adecuada que sea dicha madera, no existen maderas totalmente resistentes a la degradación, por tratarse de un material biológico y natural que tarde o temprano terminará descomponiéndose.

Otra forma de favorecer la conservación de la madera es mejorar el diseño de las piezas de madera para que sufran lo menos posible las agresiones del medio ambiente, como proteger las zonas de madera con aleros amplios, evitar el contacto directo de la madera con el suelo, o utilizar materiales intermedios entre el suelo y la madera como separadores metálicos o de otros materiales menos degradables.

En cualquier caso, el método más eficiente para proteger la madera es la preservación, proceso por medio del cual se le adiciona un compuesto o elemento químico a la madera, que la vuelve tóxica para los agentes de biodeterioro. Los métodos de preservación se clasifican en dos:

- sin presión, como el brochado, inmersión, baño caliente-frío, difusión simple, doble difusión y el método de inmersión difusión.

- con presión, el método vacío-presión en sus diferentes modalidades. Las sustancias preservantes son de diferente índole y cuentan con múltiples elementos activos que protegen la madera de la acción de los agentes de biodeterioro; algunas se pueden usar solamente en interiores, mientras que otros pueden usarse tanto en exteriores como en ambientes más protegidos. Además, hay preservantes económicos y otros más costosos; todas estas variables son muy importantes a la hora de decidir el producto que se debe usar de acuerdo a las diferentes necesidades.

La mejor madera para leña

 

Leña de madera

Es muy importante que cuando use la leña esté en perfectas condiciones de secado para dar el mayor poder calorífico, la leña húmeda usa la energía de su calor en consumir su humedad, generando más humo y muy poco rendimiento.

¿Como funciona el proceso de secado? La leña extraída del monte debe ser separada por fecha de corta hasta que tiene una humedad no superior al 20% (aproximadamente 9 meses ) posteriormente se debe trocear y almacenar a cubierto para evitar que se humedezca.

Es muy importante que la madera que use para calentar su hogar sea de maderas duras como el Roble la Encina o el Haya, esto quiere decir que su crecimiento es más lento que por ejemplo el Pino o Chopo que se desarrollan mucho antes pero su madera es más blanda. Al usar maderas duras obtendremos mucho más calor.

Propiedades de la madera

 

Propieades de la madera

Los componentes químicos de la madera poseen propiedades que son muy importantes para la fabricación de cualquier producto. La madera está compuesta por agua, lignina, agua, resina, sales minerales y celulosa en una proporción que vería según el tipo de según el tipo de madera del que estemos hablando.

Entre las características de la madera, por ejemplo, la celulosa sirve para fabricar papel; los taninos, gomas, resinas y aceites son destinados a la producción de pinturas, barnices y adhesivos; la lignina (que es la sustancia que une las fibras de la madera) se aprovecha en la industria del plástico y en el cultivo de levadura de cerveza, que sirve como alimento al ganado y las aves de corral.

Estas son las propiedades de la madera que se tienen encuenta a la hora de clasificar los diferentes tipos de madera:

  • Dureza: resistencia a la penetración por otros cuerpos
  • Flexibilidad: capacidad que tiene la madera de doblarse sin que se rompa el sentido de sus fibras
  • Higroscopicidad: capacidad de absorber o desprender humedad.
  • Facilidad de pulido: propiedad relacionada con la dureza de la madera ya que mientras más dura es la madera más facilidad es su pulido.
  • Color y Avetado: propiedad que se tiene en cuenta a la hora de decidir el acabado estético de la obra que se quiere realizar.
  • Resistencia mecánica: caracteristicas de la madera para soportar esfuerzos de compresión, flexión, tracción, torsión, cizalladura...